Tener instalaciones y espacios suficientes para la habitabilidad, incluso en la primera etapa de construcción, fue el encargo inicial. Es así que el diseño fue pensado, desde su concepción, obedeciendo al concepto de economía sostenible. Se propuso estratégicamente el ladrillo sin revestimiento, como material y técnica constructiva principal que, además de ser una alternativa constructiva económica, permite dotar a la casa de espacios cálidos y una textura única a través de la disposición de ladrillos en distintos niveles de permeabilidad. Así, utilizamos la luz como componente especial y espacial, para generar diferentes tipos de sensaciones saludables y agradables en los espacios interiores. La conexión con el entorno próximo es clave para esta comunicación con el exterior y todos los ambientes reflejan dicha particularidad, invitando a la luz y las diferentes visuales. Una nueva casa familiar con mucha identidad y carácter propio.

CASA NUEVO AYACUCHO

Un sueño hecho realidad.

 

Arquitectura

(2017)

Gramma Arquitectura